itinere Tarragona logo blanco top

12/06/2024

Los primeros monjes de la fundación de Poblet en el siglo XII

By Xavi Mejuto
Home » Blog » Historia » Los primeros monjes de la fundación de Poblet en el siglo XII

El conde de Barcelona Ramón Berenguer IV, tras la conquista de las ciudades de Turtuixa y Larida a los almorávides –las actuales Tortosa y Lleida–, inició una decidida política de repoblación de la tierra fronteriza al sur del condado. Era un amplio territorio conquistado que, a partir de la conquista de estas dos ciudades en el año 1148, consideró de su plena propiedad.

Templarios, hospitaleros y cistercienses fueron las órdenes llamadas a favorecer la colonización de las tierras yermas de frontera. De hecho, Ramón Berenguer IV ya había fundado previamente la abadía cisterciense de Lo Toronet, situada en la Provenza, ya que había heredado este territorio occitano de su madre, Dulce de Provenza.

Con este conocimiento previo de la orden del Císter que le ofrecía solvencia, el conde decidió dar una parte de las tierras al abad Sans de la abadía occitana de Fontfreja, actual abadía de Fontfroide, situada cerca de Narbona y hoy deshabitada. De esta forma, Ramón Berenguer culminaba su política de repoblación y colonización al sur de su condado.

Muntanyes de Prades
Montañas de Prades

El monasterio de Fontfreda había sido fundado como abadía benedictina bajo la orden de Cluny hacía sesenta años, en 1093. Como muchas de las nuevas abadías cistercienses, Fontfreda no era una fundación de nueva planta, sino que había pasado de la orden de los benedictinos a la nueva orden del Císter.

Seguro que el conde rey y el abad de cisterciense de Fontfreda se encontraron en algún lugar entre Narbona y Barcelona para establecer negociaciones de cara a la fundación de un futuro monasterio. La propuesta debió ser más o menos así:

–Acabo de conquistar un territorio con tierras para el cultivo, grandes bosques, fuentes de agua ... ¿Abad, os interesa?

El abad probablemente tuvo tiempo de pensárselo y finalmente aceptarlo, pero antes de la decisión final, envió a varios monjes a explorar aquel paraje llamado Hortus Populeti, que significa “bosque de chopos” y que ha derivado en la actual denominación del monasterio: Poblet.

Aquel paraje era un valle con piedra abundante, fuentes y mucha caza (corzos, ciervos, jabalíes, etc.). Además, estaba situado a la sombra de un gran bosque que se extendía por las montañas de Prades, del que todavía hoy quedan siete enormes castaños medievales, conocidos como “los castaños de Castellfollit”, que han sobrevivido a la devastadora tala del s. XIX.

A los monjes expedicionarios,  este panorama les debió parecer una auténtica maravilla: agua abundante, que provenía de un riachuelo que pasaba por las tierras, e incluso debían imaginarse la gran extensión de terreno que tendrían para cultivar, y así debieron contárselo al Padre Abad de Fontfreda. Pero sobre todo, este lugar tenía una gran ventaja, estaba libre de propiedades anteriores, es decir, no había pueblos dentro de este territorio que pudieran representar obstáculos legales para el establecimiento del nuevo monasterio.

La donación estaba delimitada por propiedades de los Montcada, el castillo de l'Espluga de Francolí, el Priorat, la orden del Hospital y unas tierras benedictinas hacia el Penedés, por tanto, el futuro crecimiento del monasterio solo era posible hacia las tierras de poniente.

El abad Sans, una vez establecidos los límites, aceptó con agrado la donación de este territorio que le ofrecía Ramón Berenguer IV y redactaron un documento de donación con el estilo de lenguaje protocolario del momento: por la salvación de las almas y por la gloria de Dios, por el bien de mi alma, háganse oraciones por mí y por mis padres, etc.

Bosques de Poblet
Bosques de Poblet

Unos meses después del acuerdo, llegaron al valle un abad y doce monjes, que seguro que tenían buena salud, muy necesaria para fundar y sacar adelante la nueva casa de Poblet. Tenían en mente la idea de un monasterio tipo, es decir, muy parecido al monasterio de la Provenza que habían dejado atrás. Traían bajo el brazo el plano del monasterio que querían construir, con una iglesia alineada de este a oeste y un claustro adyacente.

Estas trece almas no vinieron solas, sino que venían acompañadas de siervos, criados, quizás con mujer e hijos, que por supuesto no figuran en ningún documento. Además, para construir el monasterio, eran necesarias muchas manos: canteros, carpinteros, herreros, cocineros, labriegos, etc.

La primera construcción fueron unas barracas de madera para cobijarse durante las primeras semanas o meses, sin voluntad de perdurar, pero a continuación ya construyeron la enfermería, con una gran bóveda, y la capilla de San Esteban, que fue la génesis en piedra de la futura abadía.

A partir de este núcleo, se desplegó el pequeño claustro de San Esteban, que hoy en día no está abierto al público, y una serie de dependencias que ya no existen, pero que podemos fácilmente imaginar. La antigua enfermería estaba cubierta por una bóveda muy gruesa que posteriormente se hundió, pero el espacio está allí, al aire libre, y en la parte superior de los grandes muros laterales todavía se puede ver cómo arrancaba la bóveda perdida.

Descartamos el mito creado por el padre Finestres en La historia de Poblet del siglo XVIII, que habla de tres estrellas como tres edificios iniciales del monasterio: la antigua sacristía, la capilla enfermería y la capilla hospital para pasavolantes de Santa Caterina. Esta última es de un siglo después de la llegada de aquellos primeros monjes.

Muy pronto, el nuevo monasterio de Poblet gozó del favor del rey Alfonso II, el Casto, hijo de Ramón Berenguer IV, con la donación de propiedades, derechos y privilegios. En 1196, se produjo un hecho crucial en la historia del monasterio: el rey Alfonso murió en Perpiñán, habiendo expresado la voluntad de ser enterrado en Poblet, lo que se llevó a cabo. Esto representó un gran impulso para el monasterio, que finalmente no sería tan pequeño como el provenzal. Asimismo, produjo un efecto llamada en los nobles poderosos de la Cataluña Central, como la Casa de los Cardona, que contribuyeron al enriquecimiento del monasterio con grandes cantidades de sal.

A finales del siglo XII, la iglesia mayor ya se había empezado a construir por los ábsides, ya había una nave románica en el claustro, junto a la iglesia, y ya estaba listo el gran refectorio con el templete de la fuente enfrente. Durante la primera parte del siglo XIII, el claustro quedó totalmente cerrado.

Aquellos primeros monjes que venían a construir un pequeño monasterio no habrían imaginado jamás que pronto sería enterrado aquí un rey, a pesar de estar prohibido por la orden del Císter. Los cistercienses eran monjes muy austeros y su Capítulo General prohibía los entierros reales en sus monasterios y desaconsejaba la construcción de grandes edificios, campanarios ni cimborios. Con el paso del tiempo, Poblet obvió todas estas objeciones, convirtiéndose en uno de los monasterios más grandes de Europa y atesorando uno de los cimborios más bellos del gótico europeo. Eso sí, con una comunidad que actualmente, sin el poder y las propiedades de épocas pasadas, mantiene intacta la función para la que Poblet fue creado hace casi 900 años: el trabajo, la oración y la búsqueda de Cristo por parte de los más de veinte monjes que lo habitan.

Texto extraído de una larga conversación entre el Padre Jesús M. Oliver, monje de Poblet desde hace más de 50 años, y el guía Xavier Mejuto Nogués en otoño del año 2023.

Categorías:
Xavi Mejuto
Guía de Cataluña nº 829. Xavi fundó Itinere en 1997 con tan solo 26 años y se siente orgulloso del equipo que ha ido creando estos años. Gran conocedor de Tarragona y de su historia, es feliz haciendo de anfitrión de su ciudad.

Seguir leyendo

Itinere Turisme & Cultura

Visitas guiadas y actividades perfectamente diseñados para disfrutar de Tarragona y el sur de Cataluña.
tripadvisor excellence certificate
Métodos de pago:
Copyright © 2024 Itinere Turisme & Cultura
Developed by Xus Alcaraz
crosschevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram